DECORACIÓN ONLINE + GESTIÓN | CASA EN LAS AFUERAS DE SANTANDER

Sobre este proyecto

Para empezar a contaros este proyecto de decoración online, necesitamos poneros en antecedentes. Cuando la vimos por primera vez, esta casa a las afueras de Santander, Guarnizo había sido recientemente reformada . Se trataba de un piso en Planta alta de unos 70 m2 sobre un garaje y almacén en la Planta baja. Una tipología rural muy común a las afueras de las ciudades. La típica casa familiar antigua, que se ha decidido arreglar para que sea la nueva vivienda renovada de uno de los hijos. Los nuevos propietarios ilusionados, habían empezado a amueblarlo cuando se atascaron y decidieron llamarnos para ayudarles a darle calidez al espacio. Con la idea de modernizar la apariencia rural (aunque renovada) del interior, se habían lanzado a comprar muebles muy oscuros y desproporcionados para el espacio y la altura con que la que contaban, y acabaron perdidos a la hora de conseguir ese aire de hogar que buscaban.

 

Como os decíamos, es importante conocer los condicionantes con los que contábamos. Unos acabados que no se podían variar, unos puntos de luz ya sacados, una cocina en parte ya instalada, y prácticamente nada se debía tocar ya que había sido recién reformado. También tenían algunos muebles que habían empezado a comprar como hemos dicho: el Mueble de la TV de Ikea, el cabecero de la cama principal, la cómoda y su cama a juego. Un proyecto de decoración online en el que sólo intervenimos con: mobiliario, papeles decorativos e iluminación y que resolvimos con un presupuesto menor de 10.000 €, si incluimos los 3 grandes armarios.

 

El gusto de nuestros clientes era un clásico  renovado, y la cocina no demasiado pensada en blanco y sin integrar en medio del salón y los muebles negros ya comprados nos marcaban muchísimo el proyecto de decoración. Había que matizar las zonas principales tan marcadas por las vigas y el suelo de pino con colores beiges y claros, conseguir integrar la cocina en el salón,  y rebajar el negro y blanco deslabazados, con reflejos metálicos para conseguir esa aire clásico pero a la vez moderno que buscaban.

 

Empezamos por la zona  principal de la vivienda cambiando la disposición de los muebles que acompañaban en la pared al mueble de TV. Y para equilibrar ese conjunto tan potente, propusimos en el vértice opuesto de la habitación un bloque oscuro de mismo color que contuviera el frigorífico, una despensa y el escobero. Este bloque de armarios que se apoya sobre un papel a rayas doradas, beiges y tostadas terminaba de definir y dar carácter a la cocina y equilibraba los negros ya integrados en el salón. A empastar todo ello le termina de ayudar el punto focal creado mediante la lámpara suspendida sobre la barra seleccionada por el cliente junto con los taburetes de piel, que la acompañan, todos esos elementos con elementos latonados y negros acompañan el conjunto y generan un punto de atención en la zona de mayor altura consiguiendo un equilibrio entre el estar y la zona de cocina.  Para sentarse, querían un sofá reclinable, deslizante y de bajo precio,  por lo que intentamos ir a un sofá no muy voluminoso (difícil con esas características) y de polipiel, seleccionamos uno de Merkamueble en tono beige tostado claro que encajaba a la perfección con la gama de colores que estábamos utilizando en la zona principal. Por último 2 láminas grandes sobre el sofá que terminaban de decorar las paredes.

 

En el dormitorio principal quisimos continuar con el mismo recurso utilizado en el salón, ya que contábamos con el cabecero, la cama y la cómoda todo a conjunto en color negro, comprados previamente. Muebles que nos volvían a definir prácticamente todo el dormitorio. Además, teníamos que incorporar un armario a la habitación, por lo que poco podíamos. Colocar un papel, darle un poco de gracia a la habitación con una bonita iluminación, y añadir textil, fue por lo que optamos. Marcamos la pared del cabecero con un papel claro que de nuevo suavizara el pino rústico de la vivienda con tonos beiges y dorados, y enmarcamos el cabecero con unos preciosos apliques Wheel dorados a los lados, un conjunto de 3 apliques formando un juego escultórico en lo alto de la pared blanca frente a la cama se relacionan con el estar en su visión desde la cama. El armario blanco, lo diseñamos con cuadrantes de espejo y tiradores dorados, para agrandar la habitación y dar mayor luz a toda la vivienda con sus reflejos. El resto, pequeños detalles en dorado y negro, unos taburetes, una pequeña lámina y mucho textil en blanco y negro.

 

Dos niñas de 1 y 3 años son las protagonistas de la segunda habitación en la que se apostó con todo al rosa de una forma muy potente con el papel seleccionado por la clienta. Con él  volvemos a focalizar la pared dónde se apoyan las camas sobre el resto de la habitación impoluta, blanca y de gran altura. Un gran lienzo en blanco al que había que incorporar de nuevo un gran armario también en blanco, y que junto a las cortinas de lino deja que el resto del mobiliario en rosa vayan salpicando el espacio de color.

 

Para terminar, el armario de la entrada diseñado a medida con su zona correspondiente de apoyo. Desde la entrada hacia el salón las dos puertas de las habitaciones con sus papeles al fondo aportan a la vivienda la profundidad y movimiento necesario, para que un espacio tan reducido en superficie pero de tanta altura se convierta en un hogar cálido en el que te apetezca entrar a vivir. Y exactamente eso, fue lo que ocurrió cuando fuimos a hacer las fotos, la clienta llamó a su marido para decirle que se venían a vivir ya mismo, que eso así, si que era de verdad un hogar.

 

 

 

 

DECORACIÓN ONLINE + GESTIÓN CASA EN LAS AFUERAS

Guarnizo. Cantabria

Fotografía: Marta Vilches

Date

December 10, 2017

Category
Decoración, Hogar, Interiorismo