CARAVAN Apartment

Proyecto de Interiorismo y Reforma

CARAVAN apartment es el apartamento que hemos habilitado en la vivienda que se sitúa continua a nuestro estudio, CARAVAN interiors. Vivimos dentro de una finca en la que se encuentran dos viviendas pareadas, además de nuestro estudio en una nave anexa a ellas. En la vivienda del medio vivimos nosotros, mi familia. Y la vivienda de al lado cuando las compramos, tenía ya reformada toda la fachada exterior y la cubierta, pero estaba totalmente en bruto en su interior. Dado que no teníamos mucho presupuesto – después de toda la reforma realizada en el estudio- para acometer la reforma interior de las 3 plantas de esa vivienda, decidimos comenzar a sacar rentabilidad creando un primer apartamento en su planta baja.

 

Nuestra idea era crear un apartamento de una sola habitación y un baño, junto con una gran zona de día que constara de una cocina comedor unidos,y un gran salón con vistas. El reparto estaba de base bastante claro, por lo que ahora sólo había que recurrir a nuestras mejores armas: conseguir el mejor diseño al menor precio. Y en esto, es algo en lo que siempre hemos destacado. Si te gusta el hormigón pulido, y encima no va a ser tu vivienda habitual, la mejor opción de pavimento al mejor precio es el hormigón pulido, ya que su mantenimiento en el día a día es muy agradecido. Tabiquería, la mínima, tan sólo separábamos el dormitorio, ya que las paredes originales de carga nos delimitaban previamente el salón, al que tan solo ampliamos unos cm el paso. En el baño queríamos que le llegara la luz por lo que propusimos que una de las paredes de la ducha fuera un tabique de cristal hacia el dormitorio principal dejando así entrar la luz dentro de él. En esa zona de la vivienda la pared nos mostraba su piedra original, por lo que decidimos dejarla vista y estado original en parte del baño, y fratasar con mortero hidrófugo el resto. Tan sólo alicatamos con mosaico una de las paredes más estrechas de la ducha.

 

Como había tan poca tabiquería sólo eran necesarias dos puertas, y esas puertas fueron unas que rescaté de una obra que podéis ver en nuestro portfolio AQUÍ. Una preciosas puertas que pensamos en recuperar para esa misma obra, pero que finalmente los dueños desecharon. Y como una es como es, y de todo hace un apaño, decidió que eran las perfectas para este apartamento con ese cierto aire rústico que le aporta recuperarlas y colgarlas mediante un carril corredero tipo granja. La cocina, también se trata de una cocina recuperada. En concreto, era la cocina que estaba en nuestra vivienda cuando la compramos, por lo que decidimos que si se ponía una cocina nueva, ésta iba a estar dentrro en nuestra casa; no en una casa de alquiler. Con un pequeño panelado de madera que le aportaba calidez adpatamos los muebles de la cocina a su nueva ubicación.

Entre la isla y la nevera adaptada junto con un armario que oculta el termo, situamos una mesa redonda de comedor con una maravillosa lámpara de Liderlamp que nos ayudaba a aportar esa calidez que aún necesitábamos,  con su madera y el toque negro de su pantalla. Apoyar todo el mobiliario sobre una pared en tono terracota fue otro recurso de estilo para focalizar la atención más en la pared, y no tanto en el mobiliario, y de paso además seguir aportando calidez. Pequeños toques de negro que nos proporcionan notas de elegancia, con los taburetes, las lámparas recuperadas de IKEA de nuestro antiguo CARAVAN The Station, y en comedor: el toque de la lámpara y las patas de la mesa. Por último para empacar todo ese conjunto un espejo con cristal rosado que refleja los elementos más importantes de toda esa estancia: su lámpara principal y la preciosa puerta recuperada de acceso al dormitorio.

 

En el salón no había que hacer mucho, se necesitaba un sofá cama lo más cómodo posible, y en nuestra experiencia con cliente el ganador siempre es el FRIETHEM de IKEA, y un aparador para la TV. Para aportar calidez al espacio más blanco y gris de toda la vivienda utilizamos el ratán y los muebles de caña, proporcionándoles además ese punto rústico chic que tan de moda estaba y al que nosotros llamamos natural – Natural Style. Una butacas de mimbre  maravillosas de VICAL junto con unas cabezas de esparto de Mambila en alusión a los animales que nos rodean fueron las piezas seleccionadas, y para rematar el conjunto, colocamos también un precioso biombo de cannage, que en un momento dado se podía utilizar para separar el salón del resto de la vivienda. El gran ventanal en forma de arco enmarca todas las vistas al cantábrico y se corresponde con el ritmo de huecos de la fachadas de las dos viviendas.

 

Este tipo de mueble ligero de caña también lo trasladamos al dormitorio con el cabecero ya que este no podía pesar mucho visualmente, y lo acompañamos con unas mesillas de IKEA y unos focos blancos también recuperados de otra obra. En el dormitorio el mayor juego lo da su color terracota en la pared del cabecero y los textiles: por un lado el juego de cortinas que se realiza a ambos lados del dormitorio, hacia la calle se cubre la pared completa inundando de luz la habitación, y hacia el baño y vestidor, se coloca una cortina de loneta también de lado a lado, de forma que si la vivienda  la utiliza más personas pueda haber cierta intimidad debido al tabique de cristal. Un mismo lenguaje extendido a toda la vivienda, el mismo lenguaje que se extiende en nuestra casa también, tonos terracotas y empolvados mezclados con grandes dosis de madera, gris y blanco y pequeños toques de negro que nos aportan elegancia a esa rusticidad, y el verde que nos aporta la naturaleza, todo como una paleta de colores que se van extendiendo por todas las estancias de cada una de las edificaciones..

Proyecto:

Caravan Interiors

Gestión de obra:

Caravan Interiors

Fotografía:

Marta Vilches