REFORMA DE RESTAURANTE PATIOCHICO. SANTANDER

Proyecto de Interiorismo y Reforma

El proyecto de interiorismo para la reforma del Restaurante Patio Chico en Santander, lo incluimos a la hora de negociar el traspaso de nuestro local. Puede que os suene el espacio en el que se encuentra este restaurante: Patiochico Bar & Picoteo en Santander. Ya que ocupa nuestro antiguo local, en la Plaza de Cañadío: Caravan Station.

Cuando decidimos dejar nuestro local en el centro de la ciudad, y trasladarnos a unas oficinas, nos propusimos negociar con el traspaso, el proyecto de interiorismo para aquel Bar o Restaurante que estuviera interesado en él.

Éramos conscientes del valor en bruto, que de por sí, tenía ya el espacio.

La inversión que habíamos realizado en el espacio, era polivalente para cualquier actividad, y el hecho de que estuviera sin distribuir interiormente, pero con todas las instalaciones básicas incluidas, era un plus que en este momento tenía el espacio.

Todavía recuerdo perfectamente la primera vez que vi este local, bajaba por la Cuesta de las Cadenas y no podía creer que un local con tanto potencial no estuviera ocupado hace tiempo. Con el tiempo lo olvidé, y cuando la idea de una Concept Store en Santander comenzó a dar vueltas en mi cabeza, apareció un día entre mis miles búsquedas a la hora de encontrar un local apropiado en el que dar forma física a esa idea.

Todo se conjugó para que nos liáramos la manta a la cabeza, y diéramos de nuevo vida a un espacio precioso. Y con esta reforma, lo hacemos por segunda vez.

Hace años, decidieron cambiarle la actividad del espacio, de vivienda a local comercial. Pero su actividad se quedó por el camino. Nuestra casa, era a la vez estudio de interiorismo y espacio para eventos, y éramos conscientes de que esa parte de ocio era fundamental en la evolución del local, por el lugar en que se encontraba: La Plaza de Cañadío una de las más concurridas en la noche santanderina.

Así que ganó nuestra pasión por la arquitectura y el diseño, y decidimos darle vida de verdad, a uno de los mejores locales de Santander, con esta reforma del restaurante Patio Chico.

La familia Revert, fue quién apostó por nuestro espacio. Se enamoró como lo hicimos nosotras, de las vibraciones y del buen rollo que desprendía el local y de la zona. Pero también les gustaba, el toque industrial y acogedor que le habíamos dado al espacio. La normativa acústica, nos fastidió a la hora de mantener el encanto de las viguetas vistas que tenía en origen, pero este local lo teníamos calado hasta el tuétano como para saber que no necesitaba de mucho, para acentuar sus puntos fuertes.

Potenciar los huecos de las fachadas con una embocaduras paneladas en madera, era algo que nos hubiera gustado hacer a nosotras, cuando ocupábamos el local. Marcar las embocaduras de las ventanas sin duda crearía un ritmo interior y focalizaría la luz que entraba.

En cuanto a la distribución estaba claro que la barra tenía que ir presidiendo el centro. Y diferentes formas de estar a los lados de esta.

En el lado más amplio mesas de comedor unidas mediante banco corrido y al otro lado de la barra, un área de mesas más informal.

En cuanto a los materiales, teníamos claro que el hormigón pulido del suelo tenía que mantenerse y llevarse hasta la barra.

Y ya que los techos habíamos tenido que taparlos, marcamos la zona principal hasta la barra con una estructura de hierro que nos llevara hasta ella, y a su vez contuviera la iluminación central y ocultase el cassette de aire acondicionado.

Para revestir la zona de cocina, decidimos utilizar chapa plegada lacada en negro mate. Todos los colores del espacio son los que aportan los materiales: el hierro negro, la madera en las mesas y embocaduras, el gris cemento. El banco corrido adquiere protagonismo con su cuero marrón, y por su respaldo sujeto por cinturones y aporta ese punto de diseño y calidez. Como decoración, algo de ratán para hacer más hogar y mallazo de obra para colgar plantas crasas, ya que el símbolo del logo de Patiochico, se convirtió en una planta crasa.

Una terraza en una plaza y el patio dentro una terraza, PATIOCHICO se llama ahora, y esperamos que os guste. Este restaurante ha salido publicado al completo por AD España aquí.

Proyecto:

Caravan Interiors

Gestión de obra:

Caravan Interiors

Fotografía:

Caravan Interiors