REFORMA DE PISO EN MENENDEZ PELAYO. SANTANDER

Proyecto y Reforma de Piso en Santander

La reforma de este piso en la Avda Menendez Pelayo de Santander nos llegó desde Madrid. Sus dueños habían comprado hacía unos años este piso en Santander para pasar los periodos de vacaciones y puentes al ser él, Antonio, de aquí. Pero después de unos años tocaba reformarlo y darle un aire renovado; y es que sabían, que no se había conseguido sacar el máximo potencial de él. Además si en algún momento pensaban rentabilizarlo y ponerlo en alquiler,  un lavado de cara era muy necesario para ponerlo en el mercado.

Vicky la dueña tenía bastante clara la reforma que quería realizar en el piso, y no se equivocaba con sus ideas, porque eran de lo más acertadas. Para comenzar debido a que el piso no tenía mucha altura quería conseguir la mayor altura posible, pero sobre todo descubrir la viga y el pilar de madera bajo la escayola. Por otro lado quería unir la cocina al salón, porque al ser un piso de vacaciones todavía tenía menos sentido tener las dos estancias separadas.

Además, si eso ayudaba a agrandar el baño del pasillo pues mejor aún, porque el plato de ducha era necesario agrandarlo. Por último, renovar el baño del dormitorio principal y cambiar la bañera por un plato de ducha; y en los dormitorios nada nuevo, poco más que la renovación de los acabados, carpintería incluida y la iluminación.

Ordenamos todas esas ideas que nos había dado Vicky, las plasmamos en los planos de Autocad, y en poco tiempo llegamos a la solución para la distribución perfecta. Recuerdo que le enviamos un mail con un· “Eureka de tenemos tu proyecto!”, antes de siquiera de montarlo. Os lo contamos más a fondo un Post que estamos preparando, y que también servirá de ejemplo para el curso ZONA DE DÍA de nuestros cursos de interiorismo online.

Pero en definitiva la solución pasaba por demoler las dos paredes de la cocina que daban al salón y al pasillo, y el espacio conseguido dárselo al baño del pasillo.

Para así, no sólo conseguir un plato de ducha de 140 cm, si no también conseguir la posibilidad de cambiar la ubicación del lavabo. Para apoyar la TV en el salón y no ver la entrada al baño del pasillo directamente, propusimos poner una pared con una celosía de palillería de madera, de manera que nos tapara parcialmente la visión, pero por otro lado permitiera pasar la luz.

Al descubrir el pilar y la viga de escayola, y en definitiva al descubrir todo el falso techo de escayola de la zona de día, nos encontramos una viga y un pilar muy deteriorados ocultos por la escayola. Además, el asentamiento del edificio producía desniveles en la altura del techo de casi 20 cm., y la tillería de todo el forjado no estaba demasiado bonita como para poder dejarla vista. Por lo que decidimos tan sólo restaurar la viga con el refuerzo que fuera necesario, así como añadirle un taco de madera para darle una sección constante debido a los desniveles que mostraban los techos.

El resto del techo volvimos a taparlo con falso techo de pladur, pero que decidimos darle diferentes niveles de altura, para poder de esa manera, conseguir la mayor altura posible en cada zona diferente de la zona de día.

Para la unión de la cocina con el salón, los clientes tenían claro que querían una barra alta, pero una barra alta sin cocinado ni lavabo. La zona de cocina la querían reducir a lo imprescindible, el espacio era para reunirse. Como acabados de cocina optamos por una cocina con acabado en blanco o #totalwhite que nos reflejara más la luminosidad del piso.

Una encimera de Silestone y un azulejo hexagonal de Equipe Cerámicas aportan el punto glamuroso al blanco, siendo la madera de la barra en forma monolítica, el elemento rotundo que junto a los dos lamparones de Maisons du Monde, que cuelgan sobre ella, conseguirán ser el centro al que se dirijan todas las miradas.

Los baños de este proyecto son los grandes ganadores también. Porque ambos han duplicado su sensación de amplitud. El baño del pasillo por un lado se encuentra oculto a la vez que integrado en la zona de día. La puerta corredera blanca con carril de granja, le ayuda a integrarse en el ambiente de la zona de día por sus acabados. Sin embargo, la celosía de palillería de madera, lo oculta en buena medida la mayor parte del tiempo. Con esta distribución, este baño no sólo ha conseguido incorporar un plato de ducha de 140 cm de largo; también ha conseguido incorporar el lavabo a una zona más funcional, sin interrumpir el paso.

Para los acabados de este baño jugamos con diferentes despieces con los distintos formatos de las baldosas, de Equipe Ceramicas de colores azules y grises . De esa manera, el porcelánico azul y blanco imitación de hidráulico se extiende por el suelo y sube por la pared del lavabo. El azulejo de color azul funciona como rodapié colocado en vertical, y también es el revestimiento de las paredes de la ducha colocándose a modo de espiga.

Por último el porcelánico gris se coloca en el resto de las paredes que junto con las griferías y los diferentes detalles en negro como los esquineros acaban adoptando un aire muy elegante. Algo a lo que también contribuye el detalle de la lámpara colgante de Liderlamp sobre el lavabo sobre encimera de Bathco.

El baño principal tuvo un “plus” de última hora que resultó un acierto total: hacer que toda la pared que diera al dormitorio se convirtiera en puerta, de esa manera creamos una puerta cristalera como puerta de acceso al baño principal de 110 cm, unos 40 cm más de la puerta de paso habitual a una puerta de baño normal. Gracias a esto, y a ser toda acristalada, dejamos pasar toda la luz del dormitorio principal hasta dentro de un baño interior.

Esto, junto a sustituir la bañera por un plato de ducha con un fijo de cristal a modo de mampara, hace que consigamos aún mayor sensación de amplitud. Por otro lado, el acabado de este baño, también nos ayuda a potenciar esta amplitud que comentamos. El damero blanco y negro de la colección Art Factory de Hisbalit sin duda triplica los espacios pequeños. En las paredes, y para no agobiar ya con tanto dibujo, decidimos optar por el formato unicolor blanco brillo de Hisbalit en formato redondo.

En definitiva, un binomio que nos encanta! Y a cuyo toque de rock and roll contribuye el gran espejo metálico negro de Maisons du Monde junto con la lámpara colgante también de Maisons du Monde. El mueble del lavabo es de IKEA.

En el dormitorio principal, no hicimos más que pintar, y cambiar la iluminación del dormitorio por nuestra iluminación preferida para el dormitorio principal, un ya clásico de CARAVAN interiors: el aplique ALMA de Liderlamp en el cabecero y en el techo a modo de luz cenital, el plafón ZALA por el que tengo debilidad. Las puertas de los armarios también las sustituimos, y aprovechamos para colgarles la TV que tenían previamente apoyada en una mesita auxiliar.

El resto se quedó igual, pero sin duda esos pequeños detalles han dado al dormitorio principal un nuevo aire renovado. En el dormitorio infantil no teníamos ni armarios ni iluminación que sustituir, tan sólo aportamos un papel decorativo maravilloso de Boras Tapeter y lo completamos con el mobiliario antiguo del salón que ahora no tenía cabida en el nuevo espacio, como el aparador y la mesa de comedor del antiguo salón.

Una casa que dejamos preparada y casi cual llave en mano para que sus dueños pudieran llegar a pasar las Navidades pasadas en ellas.

Hoy Vicky y Antonio junto con sus hijos se han convertido en una de esas familias clientes que ya se han convertido en amigos. Su reseña sobre nuestro trabajo es para nosotras una de las más bonitas que recordamos. Y ahora mismo les estamos decorando su salón de Madrid 🙂

Proyecto:

Caravan Interiors

Gestión de obra:

Caravan Interiors

Fotografía:

Marta Vilches